Reforma integral de un piso en Madrid en la que hubo que tirar todos los tabiques de la casa y hacer diferentes propuestas de distribución hasta que llegamos a la más adecuada para el cliente.
Abriendo toda la estancia del salón para darle más luz, conseguimos un efecto de mayor amplitud. Agrandamos la cocina, para poder equiparla por completo con todos los electrodomésticos y suficiente almacenaje.
Creamos una habitación de matrimonio con su baño integrado y un armario de ensueño de pared a pared, así como una habitación para la peque de la casa con un baño aparte. 
¡Una casa oscura convertida en luminosa!

Os mostramos el antes y el después…

No renuncies a Simetrika. 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Pin on PinterestShare on LinkedIn