Ponferrada

El reto que asumimos parecía imposible de cumplir. Actuar sobre una vivienda original de un edificio de casi setenta años, que conservaba su distribución original, para convertirla en un moderno apartamento. Y hacerlo, sabiendo que se trataba del piso de los abuelos y que iban a usarlo sus dos nietos, estudiantes universitarios. En poco más de cincuenta metros era imprescindible conseguir: dos dormitorios, armarios empotrados, dos baños completos y, por supuesto, un salón con cocina integrada, que lógicamente tuvimos que plantear en concepto abierto. Incluso fue necesario realizar una peculiar actuación estructural para integrar una terraza galería con la finalidad de ganar unos metros y poder así conseguir nuestro objetivo. Deberíamos haber grabado las caras de los abuelos cuando vieron transformado su antiguo piso. Su sonrisa y alegría lo decía todo.

ponferrada_portada

Ponferrada

El reto que asumimos parecía imposible de cumplir. Actuar sobre una vivienda original de un edificio de casi setenta años, que conservaba su distribución original, para convertirla en un moderno apartamento. Y hacerlo, sabiendo que se trataba del piso de los abuelos y que iban a usarlo sus dos nietos, estudiantes universitarios. En poco más de cincuenta metros era imprescindible conseguir: dos dormitorios, armarios empotrados, dos baños completos y, por supuesto, un salón con cocina integrada, que lógicamente tuvimos que plantear en concepto abierto. Incluso fue necesario realizar una peculiar actuación estructural para integrar una terraza galería con la finalidad de ganar unos metros y poder así conseguir nuestro objetivo. Deberíamos haber grabado las caras de los abuelos cuando vieron transformado su antiguo piso. Su sonrisa y alegría lo decía todo.

¿Hablamos?