Reforma en Cartagena

Blanca contactó con nosotros cargada de ilusión, pero también de muchas dudas. Tenía un pequeño apartamento en un antiguo inmueble edificado en los años 20. Quería concepto abierto, pero estaba convencida de que no era posible en su vivienda. Tras un profundo estudio, le demostramos que sí se podía.

Con dos dormitorios, una cocina independiente, una sala de estar y un baño, tanto los usos como el espacio estaban muy fragmentados en espacios poco útiles para disfrutarlos con familiares y amigos. Había que aprovechar cada centímetro cuadrado, incluso pasillos o barridos de puertas.

Así, transformamos su viejo apartamento en una vivienda de concepto semiintegrado, con un dormitorio, un despacho o zona de estudio, una gran cocina y un salón amplio, que aprovechase al máximo la luz natural que provenía de los balcones que daban a la calle. Y, por supuesto, mucha capacidad de almacenaje.

El éxito de este proyecto reside en quitar, y no añadir. En deshacer antes que en hacer, en borrar todo lo que no era funcional para el estilo de vida que se quería conseguir.

SK Cartagena 35_principal

Cartagena

Blanca contactó con nosotros cargada de ilusión, pero también de muchas dudas. Tenía un pequeño apartamento en un antiguo inmueble edificado en los años 20. Quería concepto abierto, pero estaba convencida de que no era posible en su vivienda. Tras un profundo estudio, le demostramos que sí se podía.

Con dos dormitorios, una cocina independiente, una sala de estar y un baño, tanto los usos como el espacio estaban muy fragmentados en espacios poco útiles para disfrutarlos con familiares y amigos. Había que aprovechar cada centímetro cuadrado, incluso pasillos o barridos de puertas.

Así, transformamos su viejo apartamento en una vivienda de concepto semiintegrado, con un dormitorio, un despacho o zona de estudio, una gran cocina y un salón amplio, que aprovechase al máximo la luz natural que provenía de los balcones que daban a la calle. Y, por supuesto, mucha capacidad de almacenaje.

El éxito de este proyecto reside en quitar, y no añadir. En deshacer antes que en hacer, en borrar todo lo que no era funcional para el estilo de vida que se quería conseguir.

¿Hablamos?