Corazón de María

Un ático de ensueño. La propietaria de este ático de 150 m2, situado en Madrid, quería un espacio totalmente diáfano, y mucho espacio donde guardar todo. Los ambientes originales de este piso estaban muy compartimentados y con una distribución anticuada y poco funcional. Uno de los problemas con los que contaba la casa era que la cocina daba hacia el norte y nunca recibía el sol. Además, el cliente consideraba que la cocina estaba demasiado lejos del salón y no ocupaba el lugar central que querían para poder reunir amigos y familia. Ahora, el frente con terraza, que mira al sur, queda en la parte de día. Allí se reubican un nuevo espacio abierto de salón, comedor y cocina.

Otro tema a tratar era la capacidad de almacenaje. En el dormitorio principal se eliminan los tabiques dejando solo la parte central en la zona de cabecero y desde los laterales se accede al vestidor y al baño en suite. Para el cliente era un punto indispensable que la vivienda contase con dormitorios amplios, además de los dos baños.

La terraza, dada la antigüedad de la vivienda se impermeabilizó y se instaló un suelo técnico, además de la restauración de la albardilla y los muros perimetrales. Debido a la altura del ático, se dispone de mucha iluminación natural tanto en su parte frontal como en la trasera.

corazondemaria_portada

Corazón de María

Un ático de ensueño. La propietaria de este ático de 150 m2, situado en Madrid, quería un espacio totalmente diáfano, y mucho espacio donde guardar todo. Los ambientes originales de este piso estaban muy compartimentados y con una distribución anticuada y poco funcional. Uno de los problemas con los que contaba la casa era que la cocina daba hacia el norte y nunca recibía el sol. Además, el cliente consideraba que la cocina estaba demasiado lejos del salón y no ocupaba el lugar central que querían para poder reunir amigos y familia. Ahora, el frente con terraza, que mira al sur, queda en la parte de día. Allí se reubican un nuevo espacio abierto de salón, comedor y cocina.

Otro tema a tratar era la capacidad de almacenaje. En el dormitorio principal se eliminan los tabiques dejando solo la parte central en la zona de cabecero y desde los laterales se accede al vestidor y al baño en suite. Para el cliente era un punto indispensable que la vivienda contase con dormitorios amplios, además de los dos baños.

La terraza, dada la antigüedad de la vivienda se impermeabilizó y se instaló un suelo técnico, además de la restauración de la albardilla y los muros perimetrales. Debido a la altura del ático, se dispone de mucha iluminación natural tanto en su parte frontal como en la trasera.

¿Hablamos?