¿Cuáles son los mejores suelos para cocinas?

¿Cuál es el mejor material para los suelos de una cocina? Las opiniones difieren y la realidad es que no existe una única mejor opción ya que los diferentes materiales tienen diferentes características que al mismo tiempo ofrecen distintas ventajas. Como existen bastantes opciones excelentes que puedes elegir, vamos a explorar las ventajas , desventajas y las características que definen a cada uno.

Suelos de madera para la cocina

Los suelos de madera para la cocina consiguen que los espacios se vean cálidos y orgánicos y eso es algo que no podemos decir sobre otros materiales. Además, son fáciles de limpiar, duraderos y resisten muy bien el paso del tiempo. De hecho, algunos embellecen a medida que envejecen. Los suelos de madera también son muy versátiles, adaptándose a todos los estilos.

Pero como ocurre con cualquier otro material, no todo son ventajas. Los suelos de madera tienen mayor precio y se rayan con facilidad. Estas desventajas no consiguen persuadir a muchos de nuestros clientes y es que, definitivamente, las cocinas con suelos de madera son preciosas, y más aún si tu objetivo es crear una decoración cálida y acogedora.

suelos de madera para cocinas

Suelos de cerámica y gres porcelánico para cocinas

Las baldosas cerámicas y de porcelana son quizás la opción más común cuando se trata de suelos de cocina. Son muchas las razones para ello y entre ellas destaca su resistencia a los vertidos de líquidos y manchas. Dado que es prácticamente imposible no derramar o tirar cosas en la cocina, es un detalle a tener muy en cuenta. Además, los suelos de cerámica y gres porcelánico son resistentes al fuego y muy duraderos, incluso si alguna baldosa se agrieta o se daña, se pueden reemplazar individualmente. Otra gran ventaja es su fácil mantenimiento.

También es importante conocer que las baldosas de porcelana pueden imitar muchos otros materiales para pisos, como mármol, granito, corcho o incluso madera y acero, lo que significa que puede disfrutar de todas las ventajas de un suelo de baldosas, al mismo tiempo que optas por una apariencia específica que se adapte a tu estilo. Entre sus inconvenientes se encuentra el coste, su instalación y el hecho de que tendrás que preocuparte de mantener la lechada limpia.

suelos porcelánicos para cocinas

Suelos de hormigón para cocinas

El hormigón es uno de los materiales más duraderos y resistentes que existe y una excelente opción para la cocina. Si se cuida de la manera adecuada puede durar indefinidamente. Otra ventaja es el hecho de que si alguna vez decide cambiar el suelo e instalar uno diferente, simplemente puede instalarlo sobre el suelo existente. El mayor inconveniente radica en el hecho de que los suelos de hormigón son muy duros y pueden volverse incómodos. Además, no retienen el calor por lo que, especialmente durante el invierno, son muy fríos.

suelos porcelánicos para cocinas

Suelos de piedra natural para cocinas

Los suelos de piedra natural ofrecen a la cocina un aspecto muy elegante y refinado. Además, son muy aptos para viviendas donde hay un alto tráfico de personas. Para cocinas modernas y contemporáneas abiertas al resto de estancias, son ideales.  Algunos de los tipos más comunes de suelos de piedra natural incluyen granito, mármol, travertino y piedra caliza, cada uno con un aspecto único. Por ello, los diferentes tipos de piedra pueden requerir diferentes tipos de tratamientos, por lo cual es aconsejable que te asegures de cómo será su mantenimiento, porque algunos de ellos pueden rayarse y astillarse fácilmente. Al igual ocurre con su precio según sea su material, varía mucho de un tipo a otro.

suelos piedra para cocinas

Suelos de madera laminada para cocinas

Para muchas personas, la madera laminada es una alternativa más económica. Aunque la calidad no es la misma que los suelos de madera natural también ofrece muchas ventajas. Es un suelo fácil de instalares más fácil de instalar y resistente a los derrames e incluso a los rasguños, lo que los convierte en una buena opción si tienes mascotas o niños muy pequeños. Sin embargo, también tiene desventajas obvias, como el hecho de que no se pueden reparar, no duran tanto como la madera real y no son adecuadas para áreas húmedas.

suelos de madera laminada para cocinas

Suelos de bambú para cocinas

No es tan popular como otros tipos de suelos, pero el bambú es otra buena opción para la cocina y los espacios interiores en general. Si se mantienen adecuadamente, los suelos de bambú pueden ser tan duraderos como los suelos de madera. También tiene una apariencia distintivamente limpia y moderna y se puede reparar, lo que significa que puede disfrutarlo durante mucho tiempo. Además, es un material ecológico, relativamente económico y fácil de cuidar. Sus principales desventajas son que se puede rayar fácilmente, puede dañarse por la humedad y no es tan versátil como otros tipos de suelos.

suelos de bambú para cocinas

Suelos de linóleo para cocinas

Los pisos de linóleo eran muy populares en las viviendas de toda Europa y ahora vuelven a resurgir. El linóleo es un material muy flexible, suave y cómodo para caminar y podemos encontrarlo en muchos colores y diseños diferentes. Además, es un material ecológico que requiere un mantenimiento mínimo, lo que es perfecto para la cocina. Sin embargo, se puede rayar fácilmente y si no lo cuidas adecuadamente o se expone a la luz solar largos periodos de tiempo se volverá amarillo.

suelos de linóleo para cocinas

Déjate asesorar por buenos profesionales de las reformas de cocinas como Simetrika Rehabilitación Integral. Podremos unir todos los elementos de la reforma para que el resultado sea un éxito.

Puedes elegir Simetrika.

2020-03-10T20:35:45+01:00