Cocinas integradas en el salón

Las cocinas integradas en el salón son una opción que cada día tiene más adeptos. Son muchas las personas que a la hora de reformar su hogar, se deciden por esta distribución del espacio.

Lo que está claro es que no se trata tan sólo de tirar las paredes para unificar salón y cocina, sino que, por el contrario, para llevar a cabo una reforma de este tipo con éxito, es necesario planificar una tarea de encaje, sustituyendo algunos elementos que son muy comunes en las cocinas tradicionales, por otros que se adaptan a la perfección a las populares cocinas integradas en el salón.

Cocinas integradas en el salón

Foto: reforma realizada por Simetrika Rehabilitación Integral

¿Cuáles son esos elementos? Echa un vistazo…

Las baldosas:

En la actualidad existen numerosos recursos para sustituir la tradicional función de las baldosas en la cocina. Las pinturas plásticas murales se pueden lavar sin inconveniente, por lo que, son un aliado perfecto para este tipo de paredes. Lo más importante es revestir la zona de cocción con placas metálicas, vidrio, o piedra, por el resto de las paredes de la cocina no hay que preocuparse.

Lo ideal en estas cocinas integradas en el salón es que las paredes no delimiten el espacio, sino que se conviertan en elemento de continuidad. Para ello, se pueden tener en cuenta distintos elementos como un sofá, una mesa de comedor, una isla de cocina, o incluso un fregadero, siempre con el objetivo de dotar a la cocina de una suave transición hacia el salón.

Los suelos:

Igual que las paredes son un elemento primordial para obtener la transición deseada, el suelo significa el espacio común. Una cocina integrada ganará si, además de la continuidad de las paredes, tiene el mismo suelo que la zona del salón.

Para lograr esa armonía en el suelo, hay que elegir pavimentos resistentes a la humedad y con la estética adecuada al espacio. Existen suelos sintéticos que imitan madera, o parquets tratados con productos resistentes al agua. El gres porcelánico también es una opción perfecta por su resistencia y su diversidad de acabados.

Cocinas integradas en el salón

Foto: decoracionfacilisimo.com

 Otros elementos a tener en cuenta:

Si tienes espacio suficiente, no dudes en colocar una isla de cocina, puesto que te aportará una gran superficie sobre la que manejarte en la cocina, y mucho espacio de almacenaje.

Convierte la iluminación en tu mejor aliado con lámparas colgantes en la zona para comer, sobre la barra, o la isla de cocina. También puedes usar focos empotrados para olvidar por completo de dónde sale la luz de tu cocina integrada.

Por último, y no menos, elige una campana extractora muy potente, y con una estética que esté en armonía con el acabado del resto del mobiliario.

Con estos sencillos trucos, tu reforma de cocinas integradas en el salón puede salir perfecta. Ponte en contacto con nosotros e infórmate sin compromiso.

2018-02-12T11:31:15+00:00