El color marrón: calidez y elegancia

El marrón está volviendo a los interiores de las viviendas como una alternativa más cálida a los tonos grises que han dominado nuestros hogares durante los últimos años.

Lo ames o lo odies, es el color de la tierra, el color del café, madera, cuero, chocolate…

Aunque los grises nos han cautivado durante un tiempo, hay quien lo siente como frío y monótono y necesita incorporar otros colores que les haga sentir mejor, porque como todos sabemos ya, el color sí afecta a nuestro estado de ánimo. (Ver: «Psicología del color en interiores«)

Existen tendencias en moda, música e incluso comida y los interiores no son inmunes a ellos. Por ello, poco a poco, el sector del interiorismo se está alejando del gris y está pasando a tonos marrones más cálidos. Las personas que anhelan más calor en sus hogares, le dan la bienvenida al marrón en sus variados tonos.

Por supuesto, nunca se experimenta un color de forma aislada, hay que integrarlo en un esquema más amplio, manteniéndolo cerca de otros colores naturales. El marrón es un color neutro con el que es muy fácil vivir y funciona muy bien con otros colores como terracota, ámbar, mostaza y los tonos verdes. Si unes marrón con negro conseguirás un ambiente lujoso y rico, mientras que el marrón junto al blanco lucirá contemporáneo y fresco.

Color marrón en paredes

El marrón no es el color más fácil de utilizar como pintura para las paredes. Elija tonos beige, seta, pergamino u ocre. Los beiges más claros son una hermosa base cálida para decorar con muebles más neutros.

Color marrón en el mobiliario

Los ricos tonos terrosos de marrón siempre son una buena idea para los sofás.

El marrón da calidez, es el color natural de muchos materiales utilizados en nuestros hogares y es infinitamente versátil, desde rústico hasta lujoso.

¡No tengas miedo al color marrón!

Reformas de chalets

 

2020-04-01T10:30:31+01:00