El ‘greige’, tendencia en 2016